4 jun. 2010

La flotilla de los antisemitas

Una vez el mundo entero se ha puesto de acuerdo en que el ataque a la flotilla no tiene ninguna justificación y que su popularidad se encuentra a la altura de Idi Amin Dada, Israel ha utilizado otra vez el recurrente argumento de "pobrecitos semos, que nos han perseguido a lo largo de la historia y mataron a 6 millones de los nuestros hace más de medio siglo", repetido ad nauseam a lo largo de las décadas como justificante de cualquier barbaridad.

El último representante en utilizar esta perorata ha sido Raphael Schultz en una entrevista concedida a El Periódico de Cataluña donde demuestra tener más cara que espalda y suelta perlas como estas:

–Los españoles que iban en la flotilla han denunciado que han sido maltratados y humillados durante la detención en Israel. ¿Qué tiene que decir?

–No tengo información de los españoles, más allá de que se les permitió comunicarse con el cónsul. Sin embargo, me permito dudar de su versión ya que es gente que desde el inicio estaba metida en una operación que tenía como objetivo ensuciar la imagen de Israel.

–Uno de ellos, Manuel Tapial, ha asegurado que cuando los militares saltaron desde el helicóptero al barco ya había tres muertos.

–Es mentira. De hecho, los soldados llegaron con pistolas de pintura y con órdenes específicas de no usar armas de verdad. Solo después de 40 minutos de que llegara el primer militar, un comandante de la marina autorizó que se utilizaran armas en defensa propia. No hay que olvidar que toda esa gente está ideológicamente muy en contra de Israel.

[...]

–La ONU y muchos gobiernos les han pedido que acepten que se abra una investigación independiente y que Israel levante el bloqueo a Gaza. ¿Se está replanteando su Gobierno alguna de estas dos cosas?

–La versión que tengo de juristas israelís es que ambas cosas son legales. El hecho de que la mayoría de la comunidad internacional esté en contra de Israel en este momento es un hecho lamentable, pero nosotros ya hemos vivido


Todo el mundo es antisemita por no hacer la vista gorda, parece ser. Siempre hay algún periodista malnacido que intenta contar la verdad, pero menos mal que el Estado de Israel está ahí para impedirles desacreditar la Gran Historia Épica judía con la incómoda realidad. Nada como una buena censura a tiempo.



Y si el "pobechitos judios" falla, pues siempre podemos disertar como niños pequeños:

–Es que ha habido nueve muertos.

–Sí, nueve personas han muerto en ese acto. Pero 155 murieron en un ataque terrorista en la India la semana pasada. ¿A quién le importa? ¿Ha oído algo de ello? Veintitrés españoles han muerto en las carreteras en el último fin de semana.

–Estamos intentando que eso no ocurra, pero…

–Cuando entra un violento en tu casa y te ataca y luego…

–Estamos hablando de un Estado que se supone democrático, no estamos hablando de un violento ni de un asesino.

–Es democrático y tiene el deber de protegerse. En los atentados de Atocha hubo 192 muertos.


Con dos cojones y un palito. A lo mejor lo que el Gobierno tendría que hacer es mandar a este señor a su casa al otro lado del Mediterráneo como protesta. Pero claro, para eso hace falta un Gobierno con huevos, y si no lo hace el hombre más poderoso de la tierra, lo va a hacer el de un país europeo de segunda.


Fuente:
Elperidico.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

...y ya veremos qué ocurre después.