24 abr. 2010

Más ciencia en la salsa, por favor.

El juego de Ender - Orson Scott Card

Una de las críticas a la ciencia ficción actual más extendidas es que ha perdido sus raíces. Tanto lo autores como los aficionados más leales a las escuelas de Asimov, Scott-Card, Heinlein y Phillip K. Dick aseguran que lo que se escribe ahora en este género es todo ficción y nada de ciencia.

Es comprensible su decepción: en su momento, la ciencia ficción era un género muy cerrado. Muchos de sus escritores eran científicos y las obras se disfrutaban mucho más si tenías algún conocimiento de física o te era familiar la teoría de la relatividad de Einstein. A parte de escribir sobre una nave que viajaba a la velocidad de la luz, el escritor describía el principio físico y cómo funcionaba la tecnología que permitía tal proeza. La literatura como terreno para la formulación de teorías científicas fue lo que hizo grande a la ciencia ficción.

Continuar leyendo en Lasemana.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

...y ya veremos qué ocurre después.