6 feb. 2009

El caso Wyoming y el cínico debate sobre la ética periodística

Es ya algo conocido en toda España el reciente tête à tête que ha tenido la cadena Intereconomía con el programa El Intermedio, de LaSexta, presentado por Wyoming. Veamos un breve resumen audiovisual.

Esto es lo que captó una "cámara oculta" de una "persona del público" en el plató de El Intermedio:



Este vídeo lo mandaron por correo electrónico a Interecomonía TV, cadena atestada de "profesionales" conocidos por sus rencillas con Lasexta, por sabotear los reportajes de CQC y por ser más F.A.C.H.A.S que Jiménez Losantos vestido de Camisa Negra, cantando el Cara al Sol y subido a un Panzer IV. Claro, al verlo, los de Intereconomía se frotaron las manos y le tiraron todo lo que tenían encima a su odiado enemigo. Pero resulta que el vídeo era uno de los mayores OWNED de la historia de la humanidad:



En LaSexta dieron explicaciones de por qué hicieron este montaje: se trataba de un "test de integridad periodística"... que, para no decepcionar a su público, Interecomonía suspendió. No obstante, la derechosa cadena de TV intentó defenderse de una manera penosa y pésima. Por cierto, ojo a la encuesta que aparece en el rótulo de abajo: "¿la gente de izquierdas actúa con doble moral?". Lo único que consiguen con unos argumentos tan flojos es hacer más el ridículo y dejar en evidencia la inteligencia de Horcajo, que es el gordo engominao que habla. Observad:



Las reacciones a la broma son de los más pintorescas. Muchas de ellas, magnifican el problema y lo atribuyen al mal hacer de Wyoming como profesional de un gremio al que no pertenece: los periodistas. Es el caso de la APM

El presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Fernando González Urbaneja, ha criticado con dureza la broma de Wyoming en su programa de laSexta sobre las vejaciones a una becaria, por lo que supone de "empleo de la trampa y el engaño" y de "desprestigio" de la profesión periodística. En declaraciones a Servimedia, Urbaneja mostró su "profundo pesar e irritación" por este episodio y por el comportamiento que han tenido "unos y otros", en referencia a laSexta e Intereconomía. "Revela un desprecio y una enorme ignorancia de las reglas de este oficio", afirmó.
-El País, 03/02/2009.

Es cierto, los de Intereconomía han demostrado una gran ignorancia o desprecio por la profesión periodística, saltándose uno de sus axiomas: contrastar las fuentes. Es un proceso tan básico y necesario como levantar la tapa del water antes de cagar, y perdón por la expresión. Si no se hace, el periodista se convierte en Patiño... o en en ciertos redactores de deportes ("Confirmado, Cristiano Ronaldo viene al Madrid").

En cuanto a Wyoming, él, como he asegurado antes, no pertenece a este gremio. No tiene por qué respetar las reglas de los periodistas porque no hace periodismo. No obstante, parece conocerlas mejor que los de Más se perdió en Cuba y por eso les ha calado. En todo caso, creo que la APM debería estar agradecida a Wyoming por hacer separar la mena de la ganga en la profesión. Wyoming contesta a esto en el portal Soitu... soltando una lindeza entre líneas que me he molestado en señalar:

"No soy periodista en ningún caso. Periodista es un oficio, es una profesión. Yo trabajo en un programa de entretenimiento.

La idea surgió cuando llamaron ‘puta’ a mi compañera Beatriz Montañés. A mí me pareció fatal. Le dijeron: “¡Qué es eso de periodista! Eso será lo que le dices a tu madre cuando sales de casa, ‘mamá me voy a la redacción’, pero luego resulta que lo que haces tiene que ver con los oficios más viejos del mundo”. […] De todas formas no es una cosa que hago yo, es una cosa del programa.

Todo el rato nos critican. Siempre nos lo tomamos de cachondeo y les respondemos de cachondeo. Incluso esto también lo era.

Yo creo que esto no es un absoluto un desprestigio de la profesión, la profesión está desprestigiada desde la Teoría de la conspiración. Me gustaría saber qué piensa la Asociación de la Prensa de ella. Eso sí que es serio, no esto.

Nosotros teníamos un pacto de que si llamaban para verificar el vídeo decíamos la verdad, pero nadie llamó. […] La idea era demostrar cómo trabajan y lo hemos hecho".


Otro columnista de El Mundo, Arcadi Espada, critica las formas del presentador:

Pero entre las plusvalías, despunta la impunidad. ¡Te la colamos gordito!, reventó el locutor de risa. Gordito. Repítanlo, pero será inútil: no oirán el eco indignado. ¡Son socialdemócratas! Ahora piensen en la posibilidad de que el competidor cogiera a una periodista socialdemócrata y la llamara gordita. O bajita. O cardito. Oh, socialdemócratas, todas las tardes jugando en campo propio. Disculpen, añoro las codas. Esta descripción perfecta de Andrew Anthony, en El desencanto, del tipismo socialdemócrata, esta gente, mon semblable, mon frère: «Me veía a mí mismo como alguien que comprendía el mundo y para mantener esa percepción era indispensable que no intentara comprenderme a mí mismo.»


Y Wyoming vuelve a defenderse en un encuentro digital con los lectores de Público.es, diciendo verdades como puños. Como puños, amigos:

“El experimento me parece muy bueno y denuncia cómo en algunos sitios se emiten cosas sin control con la única intención de hundir a alguien. Es ridículo que con las cosas que se ven a diario en algunos programas se hable tanto de esto desde el punto de vista ético. Disfrazado de reallity-show o de trabajo periodístico, se cometen constantemente vejaciones a concursantes, o se paga a delincuentes o a maltratadores para que cuenten su caso y nadie, ninguna asociación de periodistas abre el pico. El debate ético me parece, simplemente, ridículo.

Arcadi Espada, por ejemplo, en El Mundo pone el grito en el cielo porque he llamado “gordito” a Horcajo. Es de un cinismo espeluznante porque como ya hemos dicho, nos han llamado de todo y a nadie le parecía mal. A mí, concretamente, el día que trincaron al etarra Txeroki, en la Cope me metieron en el mismo saco que a él. No me hizo ni puta gracia, con perdón. Me hubiera gustado, insisto, que la Asociación de la Prensa hubiera pedido un poco de respeto. Asociarte con terroristas sí son palabras mayores. A mis compañeros titiriteros les llaman constantemente proetarras. Nadie dice nada. A mí me parece que como contestación, “gordito”, frente a Puta o HP, quie nos llamó él, le quita violencia al tema. Yo también se mentar a la familia, pero no me parece adecuado, de eso no se da cuenta nadie, por lo visto.”


¿Mi opinión?Personalmente, creo que actuaciones como la de Wyoming es lo que menos daña a la profesión. Homo homini lupus, que diría Hobbes, pero aplicado a este oficio: lo que más desprestigia al periodismo es el periodismo. El mal periodismo. Lo que más daña al periodismo son "periodistas" como María Patiño, que de diez noticias que asegura que son veraces, 9 son mentira y todas son una invasión del artículo 18 de la Constitución. Periodistas como los que antes he citado y que juraban y perjuraban que Cristiano Ronaldo iba a fichar por el Madrid... y que terminaron abriendo los deportes de los informativos con "Cristiano Ronaldo se va a la playa y se come un bocadillo... ¡OMG!". Periodistas que para derribar un gobierno se inventan una teoría de la conspiración con la Orquesta Mondragón, el ácido bórico y los temporizadores de lavadoras como pruebas irrefutables de que "el Gobierno nos oculta algo". Periodistas que a primera hora de la mañana están insultando a través de las ondas radiofónicas a todo el que se ponga por delante para incrementar la colección de demandas que ya poseen . Estos son los mayores peligros para el periodismo.

¿Vosotros qué opináis?

Un saludo,

-Scaramouche-

1 comentario:

  1. Cabe decir una cosa, nadie conoce el codigo deontologico que se impone dentro de tu gremio, es mas, nadie que yo sepa desde mi humilde opinion, ha dicho "esto si esta permitido y esto no". De todas formas ese tipo de codigos siempre son eticos o morales, algo que no creo que debe que limitar el objeto de las libertades de los ciudadanos.

    Creo que exsite un derecho a informar, pero en este pais, siempre hay temas tabú que nadie publica ni analiza y tan siquiera se ponen a investigar.

    Al tema de Wyoming, es una jugada sucia, pero esos tipos llamados "periodistas" no supieron contrastar la informacion y con un simple correo se la colaron. Es muy irresponsable por su parte, pero ya los conoces, desde que perdieron el poder estan muy sensibles. Los "rojos", es decir, el resto de España deberiamos ayudarles psicologicamente mediante el principio de solidaridad que tanto conoce el PP ayudando a la conquista cierto pais perteneciente a u8n antiguo "mandato britanico".

    De todas formas, y para finalizar, Intereconomia, deberia llamarse Introeconomia. Porque tienen mas peligro que la Escuela Austriaca.

    ResponderEliminar

...y ya veremos qué ocurre después.