5 sept. 2008

Yo, yo, Large Hadron Collider, motherfucker!

Hola de nuevo, amigos. Debido al pútrido examen que he tenido que afrontar este jueves he estado dos semanas desconectado. Mientras elaboro unas entradas decentes, escribo esto para que sepáis que esto no está "forgotten" (motivo absurdo), pero sobre todo, para dar la bienvenida a los regentes de las bitácoras del blogroll ese que he puesto a la izquierda, ya que la mitad se había ido de vacaciones... mientras yo levantaba España. Feliz síndrome postvacacional, Rebelwaltz, Lucinda, Palimp, Lopitos (que ha renovado su Faro, por cierto) y demás gente vaga... ya me iré yo y reiré el último, ya...

Y ahora, la cutre-entrada, patrocinada por el CERN.

De vez en cuando, llevo a mis amigos, conocidos aquí como Van Boto y El Pisa (no hagáis chistes, tengo más de dos... aunque no muchos más) al borde del suicidio a base de charlas sobre el Gran Colisionador de Hadrones del CERN, el mayor acelerador de partículas de la historia. A pesar de lo que nos ha mostrado la ciencia-ficción, un acelerador de partículas no es una de las armas de la Enterprise ni del Ejecutor, sino un invento con el propósito de... acelerar partículas. Más información aquí, paso de explicároslo sin estar en una terracita con una cerveza/coca-cola.

Y es que durante mi estancia en la sección Ciencias de Público, estoy aprendiendo ciertas cosillas de un montón de campos: aeronáutica, espacio, medicina, medio-ambiente, e incluso física cuántica... conocimientos con los que martirizo a los susodichos. De todos modos, no tengo ni los conocimientos, ni las ganas, ni el tiempo libre, ni el... frikismo necesario...

...para hacer un rap sobre el Gran Colisionador de Hadrones... como han hecho estos tíos, que en el momento de escribir esta entrada, superan el millón de visitas en youtube.



Lo más grande es que está grabado en las instalaciones del CERN.

En fin...

-Scaramouche-

5 comentarios:

  1. Veo que el colisionador de hadrones tiene el mismo éxito en el blog que en mis conversaciones...

    ResponderEliminar
  2. Si es que en época de exámenes y síndrome posvacacional como que la audiéndia baja.

    De todas formas lo de que se utilizaba para datar objetos de mayor antiguedad no esta este aparato. Era algo de acelerador de masas, no de partículas

    ResponderEliminar
  3. Diosss que yo soy de letras¡¡¡ nada de ciencia por favor, o me saldran ronchas,luego humo y después me volatizaré...

    ResponderEliminar
  4. No me mola nada el rollo este de jugar a ser Dios. Por cierto que no he entrado antes en tu sitio porque yo también he estado ocupada batallando con mi síndrome post-vacacional.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Que bueno! Los de telecinco estaban dando esa noticia diciendo que el complejo donde se desarrollaba estaba a 100 kilómetros de profundidad. Tiene miga teniendo en cuenta que el ser humano ha llegado a penas a los 15.

    Anda que también, antes de investigar y gastarse millonadas para averiguar como era el universo justo después del bing-bang que inventen algo mas útil. No se, el transportador de materia, la hiperpropulsión pa` no tardar tanto en mandar sondas a Marte.

    ResponderEliminar

...y ya veremos qué ocurre después.