9 jul. 2008

Hablar de hambre con la panza llena

No pensé que la noticia que vi ayer en el blog de Ignacio Escolar (desde hace poco, mi nuevo jefe) sería portada de la edición de hoy de Público. Lo cierto es que cuando me enteré me indigné profundamente.

Veréis, hace poco, debido a la crisis económica mundial, el G8 decidió suprimir los gastos tontos, por así decirlo. Lo de menos prioridad y lo más prescindible, vaya. Por eso decidieron recortar drásticamente las ayudas a África en alimentación y lucha contra el SIDA. Total, ¿a quién le importan un puñado de negros muertos de hambre?

Los gobiernos de África, obviamente, saltaron. Pidieron, en un imperdonable gesto de desvergüenza, que las ocho naciones más ricas del mundo mantuvieran el compromiso alcanzado en la convención de Glenneagles de 2005 de duplicar las ayudas de 25.000 millones de dólares a 50.000.

La ausencia de promesas se confirmó en la cumbre de ayer en Toyako, Japón. El G8 se lavó las manos y evitó comprometerse a ayudar a África con la crisis alimentaria. Crisis que, digo yo, afectará más a los que están famélicos que a los que tienen unos kilos de más. Pero bueno, esto es el análisis de un ignorante y atrevido blogger. Los que analizaron concienzudamente la situación fueron los del G8: en un comunicado final expresaron su preocupación por la gravedad del problema (lo que ya han hecho en otras ocasiones), y reiteraron que los países que exportan alimentos deben eliminar las restricciones a esas exportaciones. Claro, la culpa no va a ser de ellos.

Así que, como hay que apretarse el cinturón, Sarkozy, Bush, Medvédev, Merkel, y compañía empezaron por ellos mismos, degustando durante la cena de gala de la cumbre un frugal y solidario menú que paso a copiar a continuación:

ENTRADAS
- Maíz relleno de caviar
- Salmón ahumado y erizo de mar
- Tartaleta de cebolla
- Bulbos de azucena y ajedrea

PRIMER PLATO
- Ternera de Kyoto bañada en algas y condimentada con espárragos y salsa de sésamo
- Tacos de atún con aguacate, salsa de soja y ´shiso´ (hierba japonesa)
- Sopa de almejas
- Congrio con azucenas y vinagreta de soja
- Langostinos
- Rollitos de anguila a la plancha envueltos en bardana
- Boniatos
- Gobio frito en aceite de soja y azúcar

ENTRE PLATO
- Sopa de marisco

SEGUNDO PLATO
- Pescado del Pacífico a la plancha y con una vinagreta de pimienta

TERCER PLATO
- Cordero lechal con hierbas aromáticas, trufas negras y salsa de piñones

PRE POSTRE
- Tabla de quesos con miel de lavanda y frutos secos

POSTRES
- Degustación ´Fantasía del G-8´

CAFÉ
- Café y dulces rellenos de fruta

Estos OCHO platos OCHO, que en mi puñetera vida me he comido en ninguna boda ni cena de gala ni nada ocho platos seguidos, han sido cocinados por el maestro Katushiro Namakura, el primer japonés que gana una Estrella Michelín.

Como decía el grupo de thrash metal Testament en una de sus canciones, "Practice what you preach". Lo mismo que estos...

Un saludo,

-Scaramouche-

8 comentarios:

  1. Por cierto, he sustituido el contador pero creo que se me ha vuelto a escoñar...

    ResponderEliminar
  2. Sí, el contador a vuelto a morir, aunque la vez que se jodio por primera vez estaba ya superando las 16.000

    Y ahora comento un poco lo que nos cuentas.

    Me parece que estos tios, no recuerdan lo que nuestros cocineros más famosos echaban en algunos de nuestros platos, decian que eran cancerigeno, ¿no?
    Pues eso, de tanto comer mierdas pijas, moriran de ulceras en estomago e intestinos o de un cancer de ovarios, por que lo que son huevos se los dejaron en las cunas nada más parir.

    Pero bueno, el dia que la crisis llegue a un punto más alto, donde todos tengamos que comer mierda, se lamentaran, secandose las lágrimas con los miles de billetes que tienen y nos les sirvan para nada.

    Ahi queda dicho.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Muy fuerte. Ocho platos... ni que fueran reyes de antaño.

    Por cierto, me encanta lo de que te jefe sea Escolar hijo, porque el mío es Escolar padre...

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué me estás contando, Lucinda? ¿¡Trabajas en 20 minutos!?

    ResponderEliminar
  5. Joder vaya menú, ¡¡cuanta mariconada y pijería!!, y que collejas les daba a cada uno, o mejor,...golpe de remo.
    Muchos platos y que seguramente bastante tirarán a la basura por sobrar, y algunos suenan hasta asquerosos. Y yo que con una buena tortilla de patatas, por ejemplo, soy el hombre mas feliz del mundo.

    Pues parece ser que la factura de la cena costo mas de 350.000 €. http://www.elmundo.es/elmundo/2008/07/09/espana/1215596144.html

    Por Dios, que con eso vive una familia de clase media hasta 15 años o mas (lo he calculado con un sueldo mensual de 2000 €). En fin, que ya se sabe porque muchos quieren ser presidentes, cancilleres, etc, aunque hay que decir que, a pesar de lo que haya dicho el de aquí, no conocemos su dieta ni lo que come en cenas oficial.

    ResponderEliminar
  6. En realidad, Rubén, sí que conocemos lo que ha dicho, que "con un par de platos se come bien"

    http://www.publico.es/133106/zapatero/platos/come/bien

    ResponderEliminar
  7. Me has entendido mal. Me refiero que, aunque ha dicho lo de los dos platos, a saber lo que él se tomará en cenas oficiales o privadas. Lujo evidentemente habrá en plan boda (anda que no hay despilfarro ahí también), pero sin duda no es tan exagerado.

    De todas formas, puse el enlace al ver que no se hacía referencia en el artículo. ¡Menudo periódico ni no lo supieseis!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Sí, claro, ellos sacaron la factura tirando después del hilo... que nosotros descubrimos primero...

    Me cago en la leche, que me va a salir una vena "nacionalista" en este diario...

    ¡PÚ-BLI-CO!¡PÚ-BLI-CO!

    ResponderEliminar

...y ya veremos qué ocurre después.