24 may. 2008

La elocuencia y el arte de Arozamena

Hacer apuntes para los alumnos puede ser una tarea tediosa y desagradable si se hace sin ganas. Eso sí, cuando eres un profesor dedicado, como nuestro querido Joaquín Arozamena, se convierte en un arte, en literatura. Aquí un extracto de los apuntes de su asignatura, "Estrategias de Comunicación".

Cualquier estudiante de periodismo escuchará en sus inicios estudiantiles o en la primera redacción que pise la conocida frase de que “las buenas noticias no son noticia”. Cualquier profano habrá escuchado de un profesional la historia del “Good news” el diario nacido con la hermosa ambición de ofrecer en sus páginas tan solo buenas noticias. La hermosa ambición se cerró con un espectacular fracaso de ventas lo que probaría, profesional dixit, la certidumbre de la frase en bastardilla. Si el profesional tiene tiempo y un punto de erudición nos hará saber que tanto la frase de marras como la desdichada aventura del “Good news” son producto de una cultura y una historia, las nuestras, que han hecho de la violencia y el dolor la materia prima de sagas , crónicas, romances y cualquier tipo de recreaciones artísticas. A fin de cuentas, dicen, la cultura cristiana, la nuestra, arranca ( una vez abandonado el Paraíso) con un fratricidio tan cruento por el parentesco entre víctima y victimario como por el arma utilizada,el despojo óseo de un jumento. Incluso antes de Caín y del Paraíso, en el Cielo original los angeles se traban en batalla celestial. De entonces a hoy, ya sea por medio de la maestria verbal de Calderón o Shakespeare o de la tosca rudeza de las coplas de ciego, no hemos saciado nuestra sed de contarnos historias de crimen y violencia. Hay listas de espera para presenciar (como representante de la ciudadanía ) las ejecuciones en cámara de gas o silla eléctrica y la costumbre de tricotar adquirió un importante desarrollo con las “tricoteuses” parisinas que tejían en la fría madrugada después de haberse colocado en sillas en las proximidades de la guillotina donde, al amanecer, rodaban las cabezas de los atrapados en el torbellino revolucionario.

Ojalá los apuntes de todas las asignaturas fueran así.

Un saludo,

-Scaramouche-

3 comentarios:

  1. Joder. Pues ahora hablando de periodismo, es que tengo una duda. Una vez una tía abuela mia me comento que antiguamente había un periodico llamado creo "El caso", que era tipo las crónicas delictivas de "Gente" de TVE, que lo leía mucho y no encuentro ninguna referencia en Internet, era por si habíais dado sobre ese periódico. Te lo digo porque era un periódico bastante gore según me han contado con fotos tipo ogrish y demás descripciones del delito, y la epoca seria los 70 y los 80.

    ResponderEliminar
  2. Pobre Arozamena.. con lo majo que es y lo enfermo que está. Esperomos que no sea na.

    Tude

    ResponderEliminar

...y ya veremos qué ocurre después.