18 ene. 2008

La cólera de Pérez Reverte con la educación de ahora

Vía correo electrónico, el visitante conocido en este blog como "El Pisa", me ha pasado un artículo interesante de Arturo Pérez Reverte aparecido en XLSemanal, en su famosa columna, Patente de Corso.

La reproduzco aquí porque casa muy bien con mis ideas acerca de la educación en nuestro país:

Permitidme tutearos, imbéciles

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros –el tuteo es deliberado– a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.

Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana –que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural–, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.

Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española–. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos». Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.

Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.


Para qué voy a añadir yo nada más. Bueno, aquí tenéis los datos del Informe Pisa. Vedlos en compañía de un adulto, porque dan miedo.

Señor, señor, qué mal vamos. En fin, un saludo,

-Scaramouche-

4 comentarios:

  1. Joder, cuanta razón tiene este hombre, la verdad es que se ha quedado bien a gusto.

    Yo tampoco puedo decir demasiado, ya que gracias a "suspende X y tira p'alante" me sirvio para aprobar 4º de ESO. Al menos me doy un canto en los dientes, ya que no he hecho lo que hacen los niñatos de hoy en dia, ponerse directamente a trabajar, al menos he luchado por lo que queria aprender, y por lo que queria dedicarme algun día. Que puede que mi ortografía, sea pésima y mi cultura general sea...mediocre, al menos he querido convertirme en un hombre de provecho. No como los de hoy en dia, macarras, bacalas, "bad-rapers", unos dicen ser de derechas, aun no sabiendo ni que cojones es eso, otros dicen que son lo que ellos son, sin saber QUE COJONES ES ESO....

    La verdad, cada vez que veo a las generaciones, que dentro de muchas decadas, pagaran mi pensión de viejo...me da vergüenza, y a la vez me da miedo, porque viendo lo visto, a lo mejor no tiene el gobierno ni dinero para pagar la pension a todos. Un asco, la verdad


    Bueno, me he quedado a gusto, disculpad las tildes mal puestas, y las omitidas, y tambien si alguna palabra esta mal escrita.

    Un saludo y aun abrazo a todos los que aun queremos ser gente de provecho.

    P.D: menos mal que no iba a decir mucho

    ResponderEliminar
  2. En la cuestión de fondo estoy deacuerdo con Reverte, pero no en las formas, realmente el éxito de éste hombre no es para mí más que un síntoma de la bajeza literaria del castellano actual, porque realmente no es que sea un genio como literato...García Márquez o Delibes están, para mí al menos, en otra galaxia en comparación con Reverte.

    En cuanto al artículo en sí,creo que es cierto, al menos relativamente, parte de lo que dice, el sistema que las sucesivas leyes educativas han intentado implantar en éste país ha sido y es pésimo, y si a ésto lo unimos la falta total y absoluta de cualquier inquietud intelectual y una facilidad pasmosa para hablar de lo que no se sabe...obtenemos en parte, el resultado de la situación actual, es cierto que el sistema educativo público es lamentable, pero también lo es la sociedad: y es que no nos engañemos, es algo generalizado a la mayoría de la población, es cierto que los Canis/pokeros (etc) se regodean y revuelcan en su propia aberración incultural, pero se ha extendido peligrosamente a todos los grupos sociales nominados, y que afecta absolutamente a todos los sectores, ni uno más ni uno menos, políticos y sobre todo sociales.

    Volviendo al artículo de Reverte...me parece que se le ha subido su éxito a la cabeza, y expresa las cosas con una suficiencia intelectual exasperante, y a mi personalmente me parece un autor mediocre al que los medios de comunicación han ensalzado injustamente, cosa que aunque te duela, también opino lo mismo de Lovecraft.

    Enhorabuena por retomar el trabajo, que como decían en algunos campings de verano,os hará libres...

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que mas que habérsele subido el éxito a la cabeza, esa actitud de decir las cosas de forma tan sincera, directa e hiriente, pero a la vez realista, lo achaco mas a su etapa de periodista en las guerras de Kósovo y Líbano a cualquier otra razón.
    En situaciones de esas en las que se ve lo peor que es capaz de hacer el ser humano, uno puede cambiar su visión del mundo y hasta su personalidad perfectamente.

    Por cierto, os dejo aquí unos enlaces de una entrevista suya con Quintero en el que trata temas de ese tipo, incluido uno sobre el periodismo.
    - El primero es aparte, ya que de los otros son cuatro, pero falta el del principio.

    http://www.youtube.com/watch?v=x8J44oliJb8&feature=related

    http://www.youtube.com/watch?v=hwOhEwuwFzY

    http://www.youtube.com/watch?v=vgK2DVW2HfQ

    http://www.youtube.com/watch?v=whxICgxVlWY


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Lo que creo que, y lo que he podido leer del articulo, es que no diferenciamos cultura de educación. La cultura esta en los libros, en las tradiciones, en la historia, en montones de fuentes escritas o no escritas, etc es un bien común, pero la educación es el simple acto de enseñar una conducta o unos materiales didácticos, es decir, la educación seria el que nos enseña a conducir, y la cultura es el camino a elegir una vez aprendido a conducir.

    Creo que las formas de Reverte no es la mas adecuada por el medio en que se difunde pero si estoy de acuerdo en que se diga así, ya que primero no vendería y segundo la gente no comprendería los hechos y el contorno que el describe.

    Esta frase lo dice todo “Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia.”. El principal problema es el catetismo español que ha pasado de lo rural a lo urbano con el éxodo rural y la ausencia de autocrítica, este ultimo es el principal problema ya que un alumno sin autocrítica y solo coge datos y fechas de su educación no es nada, ya que lo que necesita es aplicar la teoría a la practica.

    Desde mi punto de opinión, ese es el problema no educar en la autocrítica y educar datos y fechas de interés, primero habría que enseñar esa autocrítica desarrollando además conceptos como el sentimiento de esfuerzo y superación, que en la actualidad no se hace, y dejar a la educación publica como instrumento multipartidista ficticio.

    Creo que con esta formula se acabaría el problema
    Persona = Cultura = Educación como persona + Educación mental (datos, fechas, análisis) + Autocrítica + Superación + Autodidactismo

    Un saludo a todos, que ya hace.

    ResponderEliminar

...y ya veremos qué ocurre después.