22 sept. 2007

Megadeth vs Metallica: La canción de la disputa.

Es posible que los aficionados al thrash metal conozcan la historia que voy a relatar a continuación, porque decir thrash metal es decir, entre otros nombre propios, Metallica y Megadeth.

Metallica se formó en 1981 (creo) cuando un par de chavales llamados James Hetfield y Lars Ulrich, casi con más granos que greñas se juntaron y cogieron a un par de tipos más. Entre ellos estaban Ron McGovney (corríjanme los expertos, estoy escribiéndolo de memoria) y Dave Mustaine. Sin embargo, este último no tardó en abandonar la formación.

A Metallica durante un tiempo se la conoció peyorativamente como Alcoholica por las aficiones de los componentes. Bien, señores, pues imaginen como debía ser el señor Dave Mustaine para que Alcoholica le echara por borracho y “dejao”, además de heroinómano (dato suministado por Zinho). Entre otras cosas, Mustaine dejó un legado en Metallica llamado The Mechanix, una canción frenética y rabiosa que surgió a partir de una anécdota, que ignoro si es cierta o no: Mustaine era aficionado a la mecánica automovilística y a las mujeres; y un día el resto de componentes le pillaron en un taller montándoselo con una tía en los asientos traseros de un coche (los dos hobbies a la vez). Aquí tenéis una grabación de la banda en 1982 (creo) con Mustaine entre los componentes. El sonido es pésimo, lo siento.



El caso es que el resto de componentes de Metallica eran (son) unos inmaduros y estaban cabreadísimos con Mustaine así cogieron su canción y cambiaron la letra y el tempo, entre otras cosas. La titularon The Four Horsemen y la metieron en su álbum de 1983 Kill’em All. En mi humilde opinión, la canción mejoró. Aquí está.



Mustaine, rabioso y ofendido, y todavía más criajo que Hetfield y Ulrich juntos, debió de hacer un juramento de sangre prometiendo odio eterno y venganza contra Metallica... además de un considerable ridículo. En 1985 fundó Megadeth y sacó su primer disco. Entre las canciones estaba la famosa canción de la disputa, pero sin la partícula “The”. A partir de entonces, Mechanix se convirtió en un símbolo de diferencia, odio e insulto a Metallica, una oportunidad que Mustaine no desperdiciaba para enardecer a sus fans en contra de aquellos que le expulsaron de la innombrable banda, y para enardecerse también a sí mismo... o intentar engañarse, cerrar los ojos, ante el enloquecedor éxito de Metallica frente a la modestia y el segundo puesto de Megadeth como amos del trash. Aquí tenéis la canción Mechanix, del album Killing is my business. Como podréis apreciar, la canción tiene bastantes similitudes.



La canción de marras fue uno de los tantos piques y encontronazos que sufrieron Metallica y Megadeth. En fin. Cómo son estos heavies a veces, ¿eh? ¿a vosotros cual os gusta más?

Un saludo,

-Scaramouche-

6 comentarios:

  1. Acho, que he pasado por aquí, por ver como habían quedado tus obras y he visto algo que me he llegado.... En la primera línea has puesto trash...cuando es thrash. Es una tontería muy grande, pero un error muy típico de los medios de comunicación ibericos (sobre todo en los años 80 jejeje).

    Por cierto, que yo sepa, al señor Mustaine le echaron por su adicción a la heroina... (Como si los otros cabrones no fueran o hayan sido yonkis, sino que se lo digan a Hetfield y a su nariz y a su hígado).

    Y ya, en el tema que propones... La versión de Metallica quizá goza de mejor producción... pero después de ver a Megadeth en el Monster of Rock... no puedo ser objetivo... Mustaine es uno de los putos amos!!!


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No te creas, en un principio lo había puesto así, pero luego lo ví (mal) corregido en otro sitio y lo cambié. Ya está bien corregido.

    Estoy de acuerdo en que Mustaine es un guitarrista que está a la altura de Kirk Hammett (o le supera). Desde luego, bastante mejor que Hetfield.

    Y hay otro concierto grandioso de Megadeth: el Rude Awakening, que yo le tengo bajado y es genial. Bordan Symphony of Destruction.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes, Scaramouche, que mi "marido" es un poco tiquismiquis con las cosas del "thrash", vamos, que no pasa una (talibán ortográfico...)

    Yo de Metallica y todos esos asuntos no opino mucho, no me va esa música (con excepcciones...) ¿Para cuando un artículo sobre Pantera o Slayer?

    :)

    ResponderEliminar
  4. Ah por cierto, se me olvidó decírtelo, muy bueno y acertado el cambio de look, limpito y agradable... el otro era más de rincón literario (por cierto, creo que era la plantilla que usa Javier Marías... ¡aaah!) así que sales ganando con el cambio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. También me encantan Pantera y Slayer, así que no queda descartado que aparezca un post algún día.

    Pobre Dimebag Darrel... mira que acabar así... en fin, "¡Fucking Hostile!". Gracias por los piropos a mi blog.

    ResponderEliminar
  6. Lo de Dimebag fue un palo muy gordo... recuerdo que entonces acababa de descubrir Pantera (muy tarde, lo sé) y cuando escuché la noticia me quedé a cuadros.

    ResponderEliminar

...y ya veremos qué ocurre después.