20 ene. 2007

De patitas en la calle en sólo un mes.

Europa Press ha decidido premiar mi fidelidad con un flagrante despido. A la puta calle, Scaramouche.

Y es que claro, no se pueden pedir peras al olmo. Me siento culpable. Mira que haber pedido unos días libres porque tenía que estudiar... supongo que pensaban que les debía fidelidad ciega. Claro, es lo que les di a entender. Yo nunca tuve horario fijo. A mí me llamaba mi jefa y me decía “el sábado vente de ocho de la mañana a cuatro” y yo “sí, señorita Escarlata”; “el domingo vente de doce a ocho (y te dan por culo si tienes que estudiar)”, “sí, bwaaana”; “oye, Fulanito no ha venido, haced su turno de WAP”, “sus deseos son órdenes para mí”. Fue una clara relación de sumisión.

Ahora pido yo un fin de semana para estudiar y me mandan a paseo. “No puedes faltar”, me dice mi jefa (que es una tía muy simpática, ojo. Quizás por eso me supo mal que me abroncara), “los exámenes no son causa justificada”. Dije yo que no tenía tiempo, que no podía ser. “Pues entonces no vuelvas”, me dijo más o menos. Al principio me sentí mal, pero luego pensé en que si no eran capaces de levantar la mano para que un tío que viene los fines de semana no venga uno de los cuatro que hay en un mes (y asuma un descuento de sueldo, práctica habitual en mi ex empresa), no merecía la pena seguir allí. Está bien que te folles a mi mujer, pero encima no te limpies la polla en las cortinas. Huelga decir que por encima de las prácticas están los estudios en mi jerarquía de valores. Seré un tipo muy raro que prefiere sacarse a carrera a ganar dinero. Además, si hubiera aprendido algo, me jodería un poco, pero como ni siquiera redactaba una puñetera noticia.

Así que mis primeras prácticas me han durado un mes. Y eso que yo he dicho que tenía que estudiar. No se que pasará cuando mis compañeros les digan algo que yo me se de un viaje... va a ser la monda.

Y ahora vuelvo a pertenecer al sector de los estudiantes, exclusivamente. El paro, el dulce paro. Mis remordimientos de conciencia (ridículos) para con la empresa quedan sepultados bajo un manto de siniestro placer, bajo una vocecita que me susurra al oído: “no estás haciendo nada, cabrón. Y eso te encanta, perro”. Sí, lo cierto es que sí. Vuelvo a estar ocioso y puedo dedicar los fines de semana (pero dentro de dos o tres semanas, cuando acaben los exámenes) a hacer lo que me plazca.

“Veo una vida nueva, tu no estás en ella, nana nananananaaaaananana...”

Un saludo,

-Scaramouche-

PD: Lo estoy pensando... ¿debería dar cuenta de esto al Comando Precario?

12 comentarios:

  1. Lucio Cornelio Sila20/1/07 20:44

    Vaya,Recurre al Tribunal Europeo de Derechos humanos,suele dar la razón en éstos casos, aunque...puede no salir factible.Por cierto en mi búsqueda judicial hay casos realmente monstruosos de periodismo, te pasaré alguna sentencia, y no recurras a esa gente, Cri...me daría vergüenza ajena.
    tu amigo
    el jurista experimentado

    ResponderEliminar
  2. A mi realmente me la pela. Ni siquiera voy a reclamar el dinero que me deben de los días que trabajé de enero ni el festivo (noche de reyes). Lo que quiero es no saber nada más de ellos.

    ¿Cuando dices casos monstruosos de periodismo te refieres a abusos contra periodistas o de periodistas? Conociéndote, será el segundo caso...

    ResponderEliminar
  3. Soy Adrián,(aun sigue el proyecto de crearme una cuenta blogger para omitir esta presentación)

    Mira Scaramouche, te a venido de puta madre que te hayan dejado "libre", porque asi tienes más tiempo para estudiar, para entrar de becario, hay tiempo de sobra, si me dijeras que el curro era de putisima madre, redactavas, tenias cierta libertad...pero para eso... hay muchos curros que necesitan gente para lo que hacias. Tu ahora concentrate en los estudios, todo lo bueno se hace esperar.

    Un saludete

    ResponderEliminar
  4. Ay, ay, ay, vigila esa ortografía, Adrián. Gracias. La verdad es que también pensé así. No merece la pena comerse mucho más el tarro.

    Pero gracias, hombre.

    ResponderEliminar
  5. Lucio Cornelio Sila21/1/07 11:48

    Como siempre,
    sigues siendo de lo más pedante.
    Casos en los que el
    ansia por nuevas noticias
    conllevan la muerte
    de testigos.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  6. Tengo problemas a la hora de comentar blogs. En algunos de ellos, a pesar de que ingreso con mi nombre de usuario perfectamente, luego no me deja postear (gran verbo) nada. Me sale la típica verificación visual pero en vez de ponerme letras y numeros me pone que no pueden darme el servicio que pido (o algo así), que verdes las han segao y que pruebe más tarde, y por más tarde que pruebo, no me dejan... qué cosas.

    ¿Soy el único al que le pasa esto?

    ResponderEliminar
  7. Mala suerte.
    A mi también me ha pasado alguna vez
    Prueba en la configuración
    de seguridad de windows
    y si te funciona avisamen

    ResponderEliminar
  8. Prueba con "recordar la contraseña" cuando entras en tu cuenta de blogger, te servira para que no tengas que poner la cuenta de nuevo a la hora de comentar. Y si no es eso prueba cuando entres al Explorer en Herramientas/Opciones de internet/ Seguridad/Sitios de confianza (el verde)/Sitios y ahi añades la web de blogger.
    Y si ya no te vale, puede que sea por que esten metiendo presión los de blogger para cambiarse a la nueva versión, que por cierto, es una puta mierda, es la beta cambiada de nombre.
    Hasta luego y suerte.

    ResponderEliminar
  9. Jopé, Scaramouche... como decías que cerrabas temporalmente el blog no me había pasado hasta ahora...

    Siento mucho lo del despido, independientemente de que te la pele o no. Un despido improcedente siempre jode.

    Ánimo y al menos aprovecha para escribir más por aquí (y estudiar)

    ResponderEliminar
  10. Hola hola hola de nuevo, Mr.Scaramouche. Veo que vuelves con ánimos renovados, será cosa de la indignación postdespido...Hay que ver que mangurrianes, echarte sólo por eso....en fin, yo estuve de prácticas con un postproductor, que ni nos pagó ni nos devolvió lo que habíamos hecho para él, que no era poco, la verdad...

    ¿Sabes que he descubierto?Que en una foto de Aula del año pasado (sí...lo del baile y todo eso...)sale vuesa merced escuchando aquí a mi humilde persona, que estaba informando a nosequién...Si es que el mundo es un pañuelo.

    Un saludo, maestro.

    ResponderEliminar
  11. ¡QUÉ ME ESTÁS CONTANDO! Es cierto, estuve en Aula. ¿Y tú me consultaste? Los finos hilos del sino se empeñan en unirnos, Sickboy. ¡Qué agradable sorpresa!. Pásame la foto en cuanto puedas (al correo que viene en la portada, please).

    Referente a el despido: Hace poco mi tutora, vía pajarito charlatán, se ha enterado de mi "despido improcedente", como dice Lucinda (considero que "despido improcedente" es un eufemismo en mi caso). Resulta que, por un convenio firmado con la universidad, no pueden echar a alguien porque tenga que estudiar. Es más, deben dejarle días libres si el alumno lo necesita.

    ...¿Abogadoooo? ¿Donde estás, abogadoooo? Vamos a empurar a alguien, ratitaaa...

    Intentaré limpiarle las telarañas a esto. Seguramente la semana que viene escriba algo más.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  12. Lucio Cornelio Sila24/1/07 17:45

    ...¿Abogadoooo? ¿Donde estás, abogadoooo? Vamos a empurar a alguien, ratitaaa...



    Un poco de Respeto scaramouche,
    que ya te pasaré los
    trapos sucios,sucísimos
    de tu profesión...
    jejejeje
    Tu compi de penurias,
    el jurista experimentado con más
    de 15 años de labor.

    ResponderEliminar

...y ya veremos qué ocurre después.